Ministerio
Usted está en:  Portada  > Ministerio
Edificio J. M. Carrera
Comparte :

Edificio José Miguel Carrera: Nueva Sede de la Cancillería.

 

Antecedentes.

El anhelo de tener una sola sede institucional se ha hecho realidad para el Ministerio de Relaciones Exteriores. Se encontró una modalidad para que sin nuevos recursos se permita adquirir un edificio a través de leasing, arriendo con posibilidad de compra. La empresa INECON, Economistas e Ingenieros Consultores S.A. luego de analizar la situación sugirió el ex Hotel Carrera como el mejor lugar para las nuevas instalaciones.

 

En tanto, el año 2003 se firma un compromiso entre el Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Relaciones Exteriores para establecer un Programa de Gestión de Mediano Plazo. En agosto de ese año se llama a Licitación Pública para contratar el financiamiento de la compra y remodelación del inmueble, adjudicando por el Banco Santander-Chile.

 

El conocimiento a priori del bien o adquirir y sus parámetros fundamentales por parte de la entidad que financia la operación resultan de la esencia jurídica del leasing. Por ello, era necesario determinar su valor. A ese efecto se contrató la asesoría de tasadoras independientes Mackenzie Hill y Tinsa S.A. El precio del inmueble finalmente acordado, de 832.000 U.F., se ajustó perfectamente a las evaluaciones que fueran entregadas al Ministerio de Relaciones Exteriores por estas empresas.

 

En junio de 2004 el Banco Santander-Santiago, propietario del edificio, llamó a una licitación para que empresas constructoras presentaran sus ofertas por la remodelación del inmueble y su transformación en las nuevas oficinas de la Cancillería. Luego del período de estudio, análisis, presentación, evaluación de las ofertas y adjudicación del proyecto, las obras de remodelación propiamente tales comenzaron en octubre de 2004.

 

El cronograma establecido contempla dar inicio al funcionamiento de la Cancillería en las nuevas dependencias durante el mes de octubre de 2005.

 

El proyecto se financia básicamente con los arriendos actualmente vigentes, por la entrega de inmuebles fiscales que ocupa la Cancillería y por el ahorro operacional que se producirá gracias al término de la dispersión de las dependencias.

 

 

Ventajas del Nuevo Edificio de la Cancillería.

Permitirá mejorar la comunicación y el servicio que la Cancillería ofrece a la comunidad, ya que albergará a 1150 funcionarios que componen las 38 direcciones del Ministerio de Relaciones Exteriores, las que actualmente se encuentran dispersas en 13 edificios diferentes.

 

El traslado a este edificio permite asegurar la protección y conservación de este patrimonio histórico y arquitectónico de la ciudad de Santiago.

 

Además, incorpora a la Cancillería al centro del Barrio Cívico.

 

Este nuevo edificio cuenta con espacios adecuados para el tipo de actividades propias que la Cancillería como: ceremonias oficiales, condecoraciones, reuniones bilaterales, entre otras.

Historia del Edificio José Miguel Carrera.

 

El Hotel Carrera fue construido entre 1937 y 1940 por los arquitectos Smith Solar y Smith Miller (padre e hijo), esta obra se concretó como parte del proyecto "Barrio Cívico", que presentó el Ministro de Hacienda, Gustavo Ross, al Presidente, Arturo Alessandri, ubicándose en el centro histórico, cívico y cultural de Santiago. Actualmente es parte del patrimonio histórico de la ciudad de Santiago.

 

 

Características del Nuevo Edificio de la Cancillería.

Tiene 17 pisos más dos subterráneos con una superficie de terreno de 2.290 m2 y una superficie construida de 31.682,07 m2. De arquitectura moderna de tipo racionalista con una estructura en base a núcleo, fachadas, losas y hormigón armado.

 

 

Remodelación del Edificio.

La remodelación interna se basa en la separación de los dos principales tipos de actividades que caracterizan a la Cancillería: las de tipo protocolar y las operativas. Las primeras ocuparán los salones existentes en los pisos inferiores, con mínimas intervenciones, y las segundas ocuparán los pisos de habitaciones, construidos de tabiquería, transformándolos en plantas libres.

 

La remodelación considera además la renovación de todas las instalaciones y la incorporación de tecnologías modernas en lo relativo a comunicaciones y seguridad. Asimismo, debido al aumento de las personas que habitarían el edificio, se reemplazan cuatro ascensores y se agregan tres nuevos, todos de alta velocidad y tecnología actual.

 

El edificio está clasificado como Inmueble de Conservación en el Plan Regulador Metropolitano y además pertenece al Seccional Bulnes, que regula las edificaciones y fachadas de todos los edificios que se encuentran en torno al Palacio de La Moneda. Estas restricciones impiden toda intervención en la fachada sobre calle Teatinos y exige que cualquier otra intervención sea aprobada previamente por la Secretaría Regional Ministerial Metropolitana de Vivienda y Urbanismo.

 

Las intervenciones exteriores serán mínimas, contándose entre estas el retiro de las marquesinas del acceso principal y del restauran Primado (por calle Agustinas), el cambio de las puertas exteriores y algunas ampliaciones en el piso 16 y 17 que restituyen la simetría en el remate del edificio.