Dirección América del Norte, Centroamérica y Caribe
Comparte :

 

Objetivo

La Dirección busca ampliar, fortalecer y consolidar los vínculos de Chile con los países de la región en los ámbitos político, económico, comercial, cultural, científico, técnico y de cooperación, a través del contacto directo y la coordinación con las diversas unidades del Ministerio de Relaciones Exteriores, otros Ministerios y Agencias gubernamentales, así como entidades y organizaciones de la sociedad civil y empresariales.

 

Actividades de la Dirección

Proponer cursos de acción, efectuar análisis y dar seguimiento a las relaciones políticas bilaterales de Chile con los países de América del Norte, Centroamérica y el Caribe.

 

Coordinar la acción y el trabajo que llevan a cabo las 14 Embajadas chilenas residentes en la región, desde las que se desarrolla el trabajo y comunicación oficial con otros 11 países en los cuales se encuentran acreditadas como Embajadas Concurrentes.

 

Mantener estrecho contacto y relación con las 12 Embajadas de los países de la región residentes en Santiago y las 14 que han sido acreditadas como Concurrentes por sus respectivos gobiernos desde otras capitales.

 

Mantener estrecho contacto y seguimiento respecto de los esquemas de integración regional y subregional, especialmente SICA y CARICOM, entidades en las que Chile participa como miembro  Observador.

 

Proponer, coordinar y organizar las visitas oficiales, hacia y desde Chile, de autoridades nacionales y/o estaduales, así como la participación de Chile en Reuniones Binacionales, Comisiones Mixtas y Consultas Políticas.

 

Colaborar, desde el punto de vista político, con las actividades de promoción comercial y económica de Chile en esta región.

 

Apoyar a las entidades gubernamentales y de la sociedad civil que requieran asistencia en temas relacionados con los vínculos políticos y de contactos institucionales entre Chile y los países de la región.

 

La Dirección cuenta con una Subdirección para América del Norte, Centroamérica y Caribe y cuatro divisiones regionales, a saber:

 

  • Estados Unidos y Canadá
  • México y Centroamérica - SICA
  • Cuba, Haití y República Dominicana
  • Caribe - CARICOM

 

 

América del Norte

Chile busca consolidar, fortalecer y ampliar los vínculos políticos, económicos, comerciales, culturales, científicos, técnicos y de cooperación con Canadá, Estados Unidos y México.

 

Con Canadá existe una amplia y fructífera relación, basada en múltiples intereses y valores compartidos. Ello se ha traducido a lo largo del tiempo en amplias coincidencias e iniciativas comunes en diversos foros internacionales, propiciando la consolidación de la relación bilateral mediante la suscripción de instrumentos de carácter político y comercial como son el Acuerdo Marco de Asociación (2007) y el Tratado de Libre Comercio Chile Canadá (1997), respectivamente. Ambos Acuerdos han permitido optimizar las oportunidades de vinculación en una serie de áreas definidas como estratégicas, tales como: ciencia, tecnología, energía, comercio e inversiones, educación, minería y recursos naturales, entre otras.

 

Con Estados Unidos, las relaciones bilaterales han alcanzado un nivel de excelencia. Chile busca fortalecer y profundizar las relaciones bilaterales a través de un diálogo político que promueve contactos, encuentros y reuniones periódicas entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de ambos países. Asimismo, busca potenciar la relación mediante la descentralización de la misma y por ello mantiene estrechos vínculos de cooperación e intercambio con los gobiernos de los estados de la unión, especialmente con California y Massachusetts. Asimismo, busca enriquecer y profundizar las relaciones a través de la incorporación a la agenda de nuevos temas vinculados a educación, energía, innovación y medio ambiente, entre otros.

 

Con México, junto con profundizar la relación bilateral a través de actividades políticas, desarrollo de consultas, gestión de acuerdos bilaterales, etc., se coordinan estrategias conjuntas en instancias regionales y multilaterales, siendo una de las acciones más recientes el trabajo efectuado en el marco de la Alianza del Pacífico. En enero de 2006, se firmó el Acuerdo de Asociación Estratégica entre Chile y México con el fin de profundizar los vínculos bilaterales en los ámbitos político, económico y de cooperación, así como tener una estrecha coordinación frente a los temas globales internacionales. En este contexto, el 2006, se estableció el Fondo Conjunto de Cooperación Chile–México como instrumento de apoyo a la cooperación internacional. Asimismo, existen proyectos de cooperación bilateral y trilateral, tanto en materia de cultura como de desarrollo de capital humano e iniciativas comunitarias que apuntan al mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes de ambos países y de la región.

 

Centroamérica

Esta región constituye un espacio geográfico de especial importancia para la política exterior de Chile en el hemisferio y a nivel global.

 

La relación de Chile con América Central ha adquirido un fuerte dinamismo, tanto en el plano bilateral como multilateral. A su vez, a través de los diversos programas de cooperación que se llevan a cabo mediante proyectos directos y esfuerzos conjuntos con otros países (trilateral) Chile ha podido contribuir en la solución de algunos de los principales problemas que aquejan a esa región, especialmente en materia de seguridad, gobernabilidad, reforzamiento institucional, educación, capacitación y formación de capital humano, establecimiento de mecanismos de apoyo al desarrollo productivo, en los que participan diversas instituciones del estado de Chile, entre otras, el Ministerio de Agricultura, Ministerio Público, Carabineros de Chile, Policía de Investigaciones, Servicio nacional de Aduanas, etc.

 

Asimismo, ha culminado la tramitación de los Protocolos Bilaterales al Tratado de Libre Comercio Chile-Centroamérica, con todos los países centroamericanos.

 

Chile se incorporó, en junio del 2008 como Observador Regional al Sistema de Integración Centroamericano, SICA, principal organismo de concertación política e integración de esa región.

 

En el plano multilateral existe una relación fructífera que ha sido facilitada por el hecho de compartir criterios y principios similares en diversos temas de la agenda multilateral.

 

Cuba, Haití y República Dominicana

Con Cuba se ha potenciado la relación política desde mediados de los noventa con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales, lo que se ha traducido en la realización de consultas políticas, visitas de altas autoridades, programas de cooperación bilateral, y trabajo conjunto en organismos multilaterales de carácter regional, especialmente CELAC. Lo anterior ha permitido avanzar en la discusión de temas económico-comerciales, así como otros ámbitos de la relación a nivel multilateral.

 

Con Haití existe una especial vinculación por la presencia de Chile, desde sus inicios, en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas para Haití –MINUSTAH. A lo anterior se suman los programas de cooperación que desarrolla el Gobierno de Chile y la presencia de Organizaciones No Gubernamentales chilenas en ese país. Asimismo, se ha desarrollado un activo intercambio de visitas de alto nivel entre ambos países.

 

Con República Dominicana se ha desarrollado un especial acercamiento político de alto nivel, el que se ha visto complementado por el intercambio de visitas de altas autoridades, programas de cooperación bilateral y los contactos entre los Congresos de ambos países. República Dominicana participa tanto en SICA como Miembro Pleno y en CARICOM como Observador.

 

El Caribe

El Caribe constituye un área de atención especial de la política exterior de Chile. En las últimas décadas se ha profundizado el diálogo político con los países del Caribe, tanto en el ámbito bilateral como multilateral, especialmente a través de OEA, CARICOM y más recientemente CELAC. Asimismo, Chile propicia un fluido intercambio de experiencias y de cooperación horizontal con dichos países, enfocado en la capacitación y formación de capital humano avanzado, apoyo a sus programas de desarrollo económico e intercambio de experiencias.

 

Chile ha privilegiado el contacto bilateral con los países de la región el que ha complementado a través de CARICOM, entidad en la que participa oficialmente desde 1996, a través de la firma del Acuerdo entre el Gobierno de Chile y la Comunidad del Caribe sobre Cooperación Científica y Técnica, suscrito en Kingston, Jamaica, el 13 de mayo de ese año. En la oportunidad se suscribió, además, el  Acuerdo con la Comunidad del Caribe para establecer una Comisión Mixta Permanente de Consulta, Cooperación y Coordinación, la que ha sesionado en dos oportunidades, la primera en junio de 2003, en Santiago, como evento previo a la XXXIII Asamblea General de la OEA. La segunda los días 3 y 4 de febrero de 2012, también en Santiago. Posteriormente, con motivo de la I Cumbre de CELAC, efectuada en Chile a fines de enero de 2013, se realizó un nuevo encuentro entre Chile y los países de CARICOM.

 

 

Contacto

 

Julio Fiol Zúñiga

Director de la Dirección América del Norte, Centroamérica y el Caribe

 

Consejero Mario Arriagada De Lafuente

Subdirector de la Dirección América del Norte, Centroamérica y el Caribe

 

 

Dirección:

Teatinos 180, Piso 13, Santiago.

Teléfonos: 56 (2) 2827 4320

Fax: 56 (2) 2380 1760