Sala de Prensa
Usted está en:  Portada  > Sala de Prensa > Cancillería en Medios
Domingo, 21 de mayo de 2017 
Entrevista, Xinhua News
La Franja y la Ruta tiene perspectiva de futuro, dice Canciller Heraldo Muñoz
Comparte :

 Imagen foto_00000004

Por Omar Mendoza

SANTIAGO, 20 may (Xinhua) -- "La visión de China al invitar a Chile al recién celebrado Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional en Beijing es una perspectiva de futuro y, por lo tanto, apoyamos esa iniciativa y vemos, en la profundización de las relaciones con este país, una apuesta al futuro", aseguró a Xinhua el ministro de Relaciones Exteriores chileno, Heraldo Muñoz.

Muñoz concedió una entrevista a la agencia oficial china el viernes tras asistir al foro, en el que participaron 29 jefes de Estado y Gobierno, entre ellos la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

"Es una apuesta de última generación y, por eso, nos parece muy importante que Chile haya sido invitado a nivel presidencial y haber estado para participar en el foro que, a nuestro juicio, en una gran apuesta de futuro", señaló.

Según Muñoz, "China, por su población, la envergadura de su economía y su proyección, es el futuro de la economía mundial, de la innovación y la economía del conocimiento, y ya está liderando la era digital y, por eso, Chile está mirando con mucho interés el porvenir de las relaciones con China".

Durante el evento en Beijing, China anunció una ayuda de 60.000 millones de yuanes (8.700 millones de dólares) en los próximos tres años a países en desarrollo y organizaciones internacionales que participan en la Franja y la Ruta para mejorar el bienestar de la gente.

También dará ayuda alimentaria de emergencia por valor de 2.000 millones de yuanes a los países en desarrollo a lo largo de la Franja y la Ruta y entregará 1.000 millones de dólares al Fondo de Ayuda para la Cooperación Sur-Sur.

"Para Chile, China se ha transformado en nuestro principal socio comercial con un intercambio bilateral de casi 32.000 millones de dólares, donde el componente de frutas, vinos y otros productos 'no cobre' están adquiriendo un peso cada vez mayor", afirmó el ministro.

Por eso, destacó, "el mercado de China resulta absolutamente fundamental y ahora lo que queremos es dar un paso adicional para que no sólo sea comercio, que es muy importante, sino también que incluya inversiones".

La Franja y la Ruta, resaltó Muñoz, "es una gran iniciativa que tiene un componente terrestre y otro marítimo, pero también tiene un componente aéreo y, lo más importante, digital. Hoy día, la conectividad, a diferencia de la antigua Ruta de la Seda que era terrestre y marítima, es aérea y, cada vez más, es electrónica, digital".

"La aproximación de China a este esquema de integración es muy apropiado porque utiliza las tecnologías de la información de la era digital como uno de los componentes de la Ruta de la Seda del siglo XXI", subrayó.

El canciller explicó que "otro elemento importante del proyecto es que apuesta al comercio abierto, a la integración y no al proteccionismo, y eso nos parece una perspectiva absolutamente fundamental cuando hay expresiones proteccionistas en diversos países del mundo".

"China se abre al mundo y nos invita a apostar a mayor comercio, mayor inversión, mayor conectividad en todas esas dimensiones. No recuerdo un esquema similar en el mundo", subrayó mencionando el Plan Marshall para reconstruir Europa y la Alianza para el Progreso de América Latina del siglo pasado, que no obstante fueron "programas muy distintos a la Franja y la Ruta".

La iniciativa china abarca un área que va desde Asia a otras regiones y espera llegar a América Latina, con inversiones en infraestructura, integración comercial, inversiones, servicios y comercio electrónico.

Sobre la propuesta chilena de instalar un cable submarino de fibra óptica entre China y América Latina con Chile como país puente, dijo que "sería un enorme logro" y explicó que habían propuesto a China que considere esa posibilidad.

Su país, precisó, siempre ha mirado los procesos de integración con la idea de ser un país puente y una de las dimensiones son los corredores bioceánicos, en los cuales trabaja junto con Brasil, Paraguay y Argentina, con la idea de que los puertos chilenos sean una proyección hacia la región Asia-Pacífico.

Argumentó que "para viabilizar el cable se necesitan inversiones y, ojalá, las empresas chinas pudieran considerar la inversión en carreteras, puentes y túneles". Se refirió al túnel de Aguas Negras, que va a conectar la provincia argentina de San Juan con la región chilena de Coquimbo, y cuyo proyecto se ha presentado a China.

"También hay un proyecto de fibra óptica que iría desde Puerto Montt a Puerto Williams, en el sur de Chile, mirando hacia la Antártica, y esperamos que China tenga la posibilidad de considerarlo. Hay mucho por hacer", enfatizó.

A su juicio, en cuanto a las inversiones, "nos falta mucho camino por recorrer y ahora estamos en mejores condiciones que nunca porque hemos firmado un acuerdo para eliminar la doble tributación en el comercio bilateral con China".

También indicó que ambos Gobiernos han firmado un acuerdo para el intercambio de información sobre el mercado de capitales.

"Eso significa que las empresas estatales chinas, que son más de 130, van a tener la certificación para poder invertir de la manera más fácil en Chile", indicó el ministro, para quien se están dando las condiciones para que China mire a Chile como un lugar de destino no sólo de exportaciones, sino que también de inversiones.