Consejo de Seguridad ONU
8 de julio de 2015 
Briefing del Consejo de Seguridad sobre "Amenazas a la paz y la seguridad internacionales: Prevención y lucha contra el genocidio": 20° Aniversario Genocidio de Srebrenica
Intervención del Representante Permanente Embajador Cristián Barros Melet
Comparte :

Mucho agradecemos a Nueva Zelandia por organizar esta reunión en el marco de las actividades para recordar con tristeza y vergüenza el vigésimo aniversario del genocidio en Srebrenica.

Valoramos las presentaciones del Vicesecretario General y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Chile condena todos los crímenes de lesa humanidad, de conformidad con los principios de la Carta de Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Convención sobre Prevención y Castigo del Crimen del Genocidio.

Acompañaremos siempre todo acto que condene las de violaciones masivas a los Derechos Humanos y al Derecho Internacional Humanitario. Es un imperativo ético traer estos temas a la conciencia colectiva y de reconocer los casos donde como Sistema de Naciones Unidas hemos fallado.

Señor Presidente:

Toda sociedad tiene derecho a la verdad y a la memoria. Consecuentemente, es importante que la comunidad internacional recuerde y reitere su solidaridad con todas las víctimas y sus familias, rechazando, al mismo tiempo, actos que puedan ser calificados de genocidio en cualquier circunstancia y contexto.

Este Consejo no está en condición de juzgar a ningún Estado sino de reconocer hechos muy graves cuyas consecuencias siguen presentes y de identificar formas concretas de contribuir a la prevención y erradicación de crímenes de esta naturaleza, a través de los mecanismos que nos proporciona el Derecho Internacional.

Los acuerdos de Paz de Dayton abrieron un camino para que todos los actores de este doloroso conflicto promuevan la tolerancia, la justicia, y la reconciliación para continuar construyendo las condiciones de estabilidad y paz, con las cuales está comprometido este Consejo.

Señor Presidente:

A diez años de la "Responsabilidad de Proteger", reafirmamos que corresponde a los Estados la responsabilidad primaria de investigar y perseguir estos crímenes. La comunidad internacional debe acompañar y apoyar a los Estados miembros cuando éstos, de manera voluntaria o por incapacidad manifiesta, no cumplen con esta obligación.

Comprometidos con el carácter preventivo de la Responsabilidad de Proteger, Chile apoyó y participó en la Quinta Reunión Anual de la Red Global de Puntos Focales de la Responsabilidad de Proteger, celebrada en Madrid, en junio pasado.

Señor Presidente:
A la hora de prevenir delitos de esta naturaleza, es imperativo tener presente la iniciativa del Secretario General los "Derechos en primer lugar", la labor de los Asesores Especiales en Genocidio y en la Responsabilidad de Proteger, así como el Marco de análisis para Crímenes Atroces.

Otro aspecto central son los mecanismos y tribunales internacionales que garanticen la rendición de cuentas, evitando la impunidad y actuando, a la vez, como una herramienta disuasiva o de prevención de futuros crímenes. Al respecto, destacamos el rol del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia y la Corte Penal Internacional.

Este Consejo debe acompañar la remisión de situaciones a la Corte Penal Internacional con los medios y acciones que faciliten el desarrollo exitoso de las investigaciones, sin interferir en las competencias propias de la justicia internacional.

Este Consejo está en condiciones de hacer un aporte a la prevención, mediante la educación, el fortalecimiento de la capacidad interna de los países y el intercambio de buenas prácticas que consoliden la alerta temprana.

En este sentido, reiteramos nuestro llamado a que los países que gozan del derecho a veto se abstengan de utilizarlo en situaciones de crímenes contra la humanidad, crímenes de guerra, genocidio o limpieza étnica, pues ello resta eficacia a este Consejo en la defensa de los valores y principios más fundamentales para la humanidad.

Instamos al Consejo de Seguridad y, en particular, a sus miembros permanentes, a asumir esta responsabilidad.

La Memoria, la Verdad y la Justicia son aspectos centrales de la no repetición para materializar el "Nunca Más", generando condiciones para avanzar en procesos de reconciliación integrales y en la lucha contra la impunidad.

Muchas gracias Presidente.