Consejo de Seguridad ONU
18 de junio de 2015 
Briefing del Consejo de Seguridad sobre Operaciones de Mantenimiento de la Paz 17 de junio de 2015 (a.m.)
Intervención del Representante Permanente de Chile Embajador Cristián Barros Melet
Comparte :


Agradecemos a la presidencia la convocatoria a esta reunión informativa, así como las presentaciones efectuadas por el Secretario General Adjunto para Operaciones de Mantenimiento de la Paz y aquellas formuladas por los Comandantes de las Fuerzas de UNMISS y MINUSMA y por el Jefe de Estado Mayor de UNTSO, en lo que constituye un esfuerzo conjunto por alcanzar la paz y seguridad internacionales.

Señor Presidente:

Inicio esta intervención recordando el compromiso de mi país con las Operaciones de Mantenimiento de la Paz desde el año 1948 y reiterando nuestra disposición para seguir colaborando en esta tarea que es responsabilidad de todos.

Señor Presidente:

Los 3 temas debatidos, absolutamente pertinentes y ligados entre sí, son el reflejo de los nuevos escenarios y desafíos y de la realidad cambiante en que se desarrollan las operaciones de mantenimiento de la paz en la actualidad. Lamentablemente, la población civil continúa siendo la más afectada por estos conflictos, en su mayoría intra-estatales.

Ello exige a este Consejo y a la comunidad internacional en su conjunto una adecuada protección de la población civil y brindar estrategias integrales para su protección, considerando las necesidades específicas de quienes la componen, en especial las mujeres y los niños.

Recordamos la necesidad de que los militares, policías o civiles desplegados cuenten con la adecuada preparación en materia de protección de la población civil. Chile contribuye desde hace más de una década con la formación a través del Centro Conjunto para Operaciones de Paz de Chile (CECOPAC), responsable de preparar y entrenar al personal, nacional o extranjero, que será desplegado.

El plan de acción de "Los derechos primero" reafirma el papel central de los derechos humanos en la labor de las Naciones Unidas. El respeto a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario son, en definitiva, los conceptos centrales tras la protección de los civiles.

Las misiones cumplen un rol como fuente de información y de recolección de antecedentes con miras a asegurar que aquéllos responsables de cometer violaciones al derecho internacional humanitario y a los derechos humanos respondan por sus actos, evitando la impunidad. Apoyamos la política de tolerancia cero relativa a las misiones. Asimismo, debe asegurarse una adecuada difusión, a la población civil y al interior de la propia Misión, de la política en materia de protección de civiles y de los mecanismos de denuncia existentes.

Respecto de la situación de UNMISS, los últimos informes dan cuenta de un aumento en el número de desplazados y condiciones cada vez más complejas para la protección de los civiles, incluida la violencia sexual usada como táctica de guerra en un contexto de impunidad.

Reconociendo los esfuerzos que la Misión realiza, quisiéramos consultar: ¿cuáles son los mayores desafíos que UNMISS enfrenta a la hora de cumplir su mandato de protección de civiles y si existen las capacidades para responder a las necesidades especiales de los grupos vulnerables?.

¿Se considera que el nivel de preparación de las tropas en materia de protección de civiles es el adecuado?.

Señor Presidente:

Los esfuerzos antes indicados se realizan en contextos difíciles, en donde al cambio en la naturaleza del conflicto se suma la acción de grupos terroristas o de redes de delincuencia organizada transnacional. Estos nuevos desafíos requieren tropas mejor equipadas y entrenadas y reforzar las capacidades nacionales.

El uso de la inteligencia, especialmente como herramienta de prevención, parece adecuado para hacer frente a estas amenazas asimétricas. La experiencia en Mali nos permite comprobar lo anterior y la necesidad de contar con elementos para anticipar escenarios de conflicto. Sin embargo, es fundamental que esta actividad se encuentre dotada de un marco regulatorio claro. Entendemos que esta discusión debe realizarse con la membrecía de Naciones Unidas y, en particular, con los países contribuyentes de tropas y de policías, en el marco del Comité Especial de Operaciones de Mantenimiento de la Paz (C-34).

Querríamos conocer la experiencia de la MINUSMA en el manejo de esta información y si ella ha permitido incrementar los niveles de seguridad para las tropas y la población civil.

Señor Presidente:

Reconocemos la importancia de que las tropas desplegadas en terreno respondan a una cadena de mando asegurando el éxito de las misiones encomendadas. Sin embargo, ello no obsta a que los países contribuyentes puedan determinar las condiciones y lugares bajo los cuales sus fuerzas serán desplegadas al tiempo de celebrar los respectivos memorándums de entendimiento, conforme a sus capacidades o medios para enfrentar escenarios particulares.

La celebración anticipada de estos memorándums permite al Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz conocer con anticipación los elementos y unidades de que dispone para enfrentar los distintos escenarios.

Señor Presidente:

Concluyo destacando el esfuerzo y compromiso que reflejan en su actuar las fuerzas de mantenimiento de la paz y rindiendo homenaje a quienes perdieron la vida en pro de la paz y la seguridad internacionales.

Muchas gracias.