Sala de Prensa
Lunes, 15 de diciembre de 2014 
Discurso del Canciller Heraldo Muñoz en inauguración de Encuentros ChileGlobal 2014
Comparte :

Imagen foto_00000003

 

Quisiera expresarles mi complacencia de poder compartir con ustedes la inauguración de este evento, que reúne a los chilenos que están haciendo ciencia, investigación, empresas a nivel global. En un mundo cada vez más globalizado y competitivo representan el futuro de nuestro país así que me llena de satisfacción participar de esta octava versión del Encuentro Chile Global 2014.

Por primera vez la Conferencia se realiza acá en Chile. Esto, sin duda, refleja la importancia que le otorgamos a todas las iniciativas que contribuyen a potenciar a nuestro país como una nación que aporta a la ciencia y la innovación. Justamente por eso, la Fundación ha sido durante cuatro años, a través de su red de talentos ChileGlobal, un apoyo activo a la Conferencia Encuentros.

Esta iniciativa es destacable, no sólo porque representa el espíritu emprendedor y constructivo de los estudiantes, profesionales y empresarios chilenos, sino que también porque revela lo clave que es el intercambio de conocimientos entre los que viven en el extranjero y los que residen en el país.

La globalización ha implicado grandes cambios, tanto en la economía mundial, como en el enfoque de desarrollo de los países. En ese contexto, no cabe ninguna duda de que el conocimiento juega un rol preponderante en la aceleración del progreso en las naciones.

Alvin Toffler escribió un libro el año 70 que se llama "El shock del futuro" y que hablaba de la aceleración del futuro por los cambios de la ciencia y la tecnología. Diez años después escribió otro libro que se llamaba "La tercera ola", donde hablaba de cómo se aceleraban los cambios. Y es notable porque probablemente cuando escribió en el año 70 y luego en el año 80, francamente no visualizaba lo profundo y lo correcto que estaba en términos de la aceleración del cambio tecnológico, porque en ese momento apenas se perfilaba la idea de Internet, no existía en ese entonces. Estamos frente a un mundo que ha cambiado enormemente y donde el conocimiento es absolutamente la clave. Las ideas, la innovación, ahí está lo fundamental.

La migración de talentos en el pasado siempre fue un problema, porque era desde los países en desarrollo a los países desarrollados. Sin embargo, desde comienzos del siglo XXI ha habido un fenómeno distinto, un aumento sin precedentes en el movimiento de personas.

Hoy día nuestro país, que no ha estado acostumbrado a la inmigración, hoy tiene una inmigración bastante masiva, particularmente de países vecinos. Las últimas cifras son muy significativas. Nada más que la ciudad de Antofagasta recibió 25 mil colombianos el año pasado. Estamos experimentando, en parte, este fenómeno de movimiento de personas y la fuga de cerebros de la que se hablaba en el pasado como una gran preocupación, se convierte en la "circulación de cerebros", un factor determinante en la innovación, el espíritu empresarial, y por lo tanto, en el progreso de los países.

Por lo tanto, esto se nos presenta como una oportunidad frente a los nuevos escenarios, donde serán exitosos quienes puedan innovar y crear nuevos productos, servicios y modelos de negocios. Las ideas serán los bienes escasos en este mundo y los pocos que puedan aportar van a llevarse una proporción gigantesca de los beneficios. Es decir, se va a observar una curva de Pareto, como dicen los economistas, en que cada vez grupos más reducidos se van a llevar una proporción mayor de los beneficios.

Yo le he estado conversando a mis colegas que hace unas semanas leí un artículo muy importante en la revista Foreign Affairs, donde lo que acabo de decir se describe de manera más detallada. Lo que se sostiene es que la economía global significa que en forma creciente la innovación y la creatividad van a ser factores fundamentales de bienestar y progreso. Ya no es la mano de obra barata, ni siquiera el capital físico, es en la innovación donde está la fuente del progreso.

La mejor demostración es que la empresa Instagram, esta plataforma para publicar fotografías, fue creada por 14 personas, prácticamente sin inversión de capital físico. En poco más de un año Instagram fue vendida en 750 millones de dólares. Paralelamente, unos pocos meses después, quiebra la empresa fotográfica Kodak, que llegó a emplear 145 mil trabajadores, con un modelo de negocio muy distinto al de Instagram.

Aquí está la clave del conocimiento, del desarrollo de la ciencia y la tecnología. La innovación es la clave y si no somos capaces como chilenos de agregar valor a nuestras exportaciones, vamos a tener dificultades. Lo interesante es que ha habido innovación incluso en la exportación de algunos commodities chilenos. Está Ronald Bown aquí, importante empresario. Él sabe, por ejemplo, que la exportación de frutas de Chile no es únicamente poner la fruta en una caja, sino que se ha desarrollado tecnología alrededor de la exportación de frutas porque nos hace competitivos llegar con esos productos justo a tiempo, en envases que sean ecológicamente sustentables, con el marketing adecuado y con el frío para que la fruta llegue en buen estado a los mercados de los países desarrollados. Sin esa tecnología es imposible competir.

Lo que ustedes están haciendo me parece fundamental y enfrentamos el desafío de tener la capacidad de contar con capital humano para generar ideas y segundo, asegurar que tengamos sociedades inclusivas y equitativas, en una estructura económica que tenderá a una mayor concentración de los beneficios en unos pocos.

Creo que esta es una empresa común, particularmente para los países de América Latina y el Caribe, que somos países de renta media. En esta región, el único país que no es de renta media es Haití. Nosotros tenemos problemas similares de inserción internacional, pero son distintos a los de África o de otras regiones en desarrollo.

A menudo cuando hablamos de insertar a nuestro país, hablamos de la imagen de Chile en el exterior y se suele pensar principalmente en los aspectos económicos, cómo promovemos nuestros productos o nuestro turismo. Eso está muy bien, pero creo que hay que tener conciencia que una arista muy importante y crítica en esta época es cómo promovemos el desarrollo científico en nuestro país.

Un estudio que se desarrolla cada año y que analiza la evolución de la imagen de 50 naciones, el Nations Brand Index, considera dentro de la medición de exportaciones la variable de contribución que hace un país a la ciencia y la tecnología. En estos aspectos nos falta mucho por avanzar, creo que hay que aprovechar el enorme capital humano nacional. Ese es un factor clave dentro de ese objetivo y es la labor de los empresarios, profesionales, investigadores y estudiantes chilenos, tanto aquí como en el extranjero.

Ustedes constituyen una comunidad de excelencia que entrega a Chile ese conocimiento. Durante su estadía afuera contribuyen a esta marca país. Esperamos entonces que nos continúen ayudando de manera abierta y flexible ante estos escenarios en permanente cambio, que tengan una visión que les permita identificar oportunidades y establecer los nexos adecuados. Eso nos lleva a asegurar que la Fundación Imagen de Chile y su red de talentos ChileGlobal, que hoy cuenta con más de 1.000 miembros, todos chilenos destacados en sus áreas de expertise, comparten plenamente los principios de esta conferencia. Por eso estamos tan complacidos de apoyarlos, esta vez como coorganizadores
.
Nos parece que esta alianza es natural y estratégica, ya que a ambas organizaciones nos moviliza la idea de hacer de Chile una sociedad basada en el conocimiento, en la innovación; un país que contribuye a la ciencia y colabora, de esta forma, en la búsqueda de soluciones para los problemas que, en un contexto globalizado, afectan a gran parte de las naciones. Tenemos competencias y las tenemos muy fuertes, en muchas áreas.

Instancias como este Encuentro ChileGlobal 2014 nos parecen muy importantes porque incentivan la circulación de conocimiento a través del intercambio de experiencias, investigaciones y aprendizajes, avanzando en el objetivo de la Fundación, el cual es promover la imagen de Chile en el exterior para aumentar nuestra reputación y competitividad en el extranjero. Una sólida imagen a nivel internacional es también una fuente de desarrollo y progreso.

Esta versión de Encuentros tendrá la particularidad de reunir a los líderes actuales con la generación de recambio. Aquí hay una buena mezcla de jóvenes y no tan jóvenes. Creo que en estas tres jornadas vamos a ser testigos de interesantes debates, protagonizados por empresarios, ejecutivos, estudiantes, emprendedores, académicos, autoridades e inversionistas.

Queremos relevar las áreas en las que Chile destaca, como Agricultura, Astronomía, Ciencias Biológicas y Minería, entre otras, y entender cómo son vistas desde el ámbito académico, gubernamental y sector privado. Con esta visión integral, buscamos manifestar que, a la hora de avanzar en el camino del desarrollo, no sólo se necesitan recursos económicos, sino que también, y de manera fundamental, capital humano avanzado.

Creemos que es fundamental destacar que el lema de la conferencia. "Compartiendo conocimiento por Chile" nos habla del momento en que estamos en cuanto a nuestro posicionamiento como país en el exterior. Queremos que la lógica de la integración, de la cooperación, que hoy marca nuestras relaciones con otros países, porque estamos comprometidos con América Latina de manera fundamental, también se manifieste en el área del conocimiento. La cooperación con otros países debemos enfocarla de manera estratégica. Con los más desarrollados explorando ámbitos que nos permitan insertarnos adecuadamente en este nuevo orden, tales como la educación, ciencia y tecnología, y la innovación. Eso es lo que estamos haciendo con Estados Unidos y la Unión Europea.

Con Estados Unidos buscamos que programas como Chile-California sea un camino de acceso a la educación avanzada de la ciencia, la tecnología y la innovación. Con la Unión Europea lo mismo. Con ellos estamos buscando actualizar el acuerdo de asociación que tenemos desde hace 11 años. Ya hemos logrado los dos pilares, nos falta el tercero. El primer pilar es el diálogo político, el segundo es la cooperación científica y tecnológica. Nos importa enormemente entonces tener acceso a esa ciencia, a esa innovación avanzada de Europa. El tercer pilar es el comercial. Eso nos tomará más tiempo por las dificultades que Europa está teniendo en estos momentos.

Con los países de nuestro mismo nivel, y particularmente de nuestra región, tenemos que trabajar conjuntamente y aunar esfuerzos para aprovechar los desarrollos para producir nuestra ciencia y nuestra tecnología conjuntamente. Al fin de cuentas somos parte de América Latina y desde aquí le hablamos al mundo. por lo tanto, la impresión que tienen otros de nosotros está, inexorablemente, vinculada a América Latina.

En las investigaciones que ha hecho la Fundación Imagen de Chile, cuando se le pregunta cuál es la expresión de Chile, la expresión de Chile es la de América Latina. No nos diferenciamos en ninguna de las categorías del resto de la región y hay algunos países como Brasil o Argentina que algo se diferencian pero mínimamente. Al final somos vistos como parte de América Latina. La noticia respecto a nuestra región es que tenemos que trabajar con la región porque somos parte de América Latina.

Es interesante que en las encuestas más afinadas que se hacen, por ejemplo la encuesta que se hizo respecto a la visión que tiene China de Chile, es la misma que acabo de decir. Pero cuando se le pregunta a la gente que ha tenido contacto con nuestro país, es decir, inversionistas que han llegado a Chile, o gente que compra productos de Chile, o turistas chinos, tienen una mejor imagen de Chile. Es decir, aquel que ha tenido contacto con nosotros nos ve como un país serio, con reglas claras, con un estado de derecho, un país con prestigio internacional y eso es muy positivo.

Cuando se va creando esta aldea global a través de la globalización, la imagen se forma a través de lo que hacen ustedes y de lo que hacemos todos nosotros de manera conjunta. Así que el desafío es común. El desarrollo de nuestro país se da en colaboración, se da en diálogo, en conexión, y eso es algo que la Fundación Imagen de Chile potencia permanentemente de manera transversal.

Para un país como el nuestro, que se encuentra tan lejos de los centros más avanzados, también tiene una cierta ventaja, porque podemos ser un país puente para vincular nuestra América Latina y la región Asia Pacífico. Además podemos ser un país puente con los países más desarrollados. Ustedes, al fin de cuentas, son los actores clave que traen el mundo a Chile y llevan a Chile al mundo, así que espero que esta conferencia sea todo un éxito. Desde ya, les ofrezco seguir trabajando para dar continuidad a esta muy valiosa instancia para beneficio de Chile y de todos los chilenos y chilenas.